• Pötstot

¿Quién está detrás de Pötstot?

Entrevista a Manel Forés y Quim Viñas



Con Manel y Quim comprobamos que es posible transformar un problema en una oportunidad. Emprendedores, valientes y arriesgados, decidieron no quedarse de brazos cruzados cuando el coronavirus obligó a cerrar Casa Ángela, su restaurante, y se liaron la manta a la cabeza creando una nueva propuesta gastronómica. Ellos apostaron y ganaron. Si quieres conocer un poco más sobre quién está detrás de Pötstot, aquí tienes la entrevista que realizamos a sus fundadores.






Pregunta: ¿Cómo fueron los inicios de Pötstot?

Quim: Nosotros gestionábamos el restaurante Casa Ángela, un negocio dedicado a los arroces y muy enfocado al público extranjero. Llegó el COVID, se paró el mundo y tuvimos que decidir qué hacer. Fue el momento de recuperar ideas aparcadas y de diversificar.

Manel: Nuestra nueva propuesta, Pötstot, se centraba en el mundo gastronómico que controlábamos, basado en platos tradicionales, pero adaptada al veganismo y a la celiaquía. Y, por supuesto, teniendo en cuenta que la viabilidad de la empresa pasaba por apoyarse totalmente en el delivery durante la pandemia.


P: ¿Por qué una propuesta vegana y sin gluten?

Q: Por circunstancias familiares tuvimos que saberlo todo sobre estas opciones.

M: Aunque técnicamente es muy complicado, estamos satisfechos porque hemos conseguido ofrecer versiones veganas y sin gluten de los platos tradicionales, utilizando materias primas nobles y poniendo mucho mimo en las elaboraciones. Hemos conseguido no abusar de condimentos y trabajamos con harinas que aportan variedad dietética. Y esto ha sido gracias al gran equipo de I+D con el que contamos.


P: ¿De dónde surgió el nombre?

M: Todos los nombres que se nos ocurrían giraban en torno al concepto de veganismo, pero queríamos más. Finalmente, se nos ocurrió Pötstot (puedes todo, en catalán) y lo tuvimos claro. Ya no buscamos ninguno más.

P: ¿Cuál es vuestra función en la empresa?

M: Yo me encargo de todos los temas de producción, explotación y operaciones.

Q: La administración es responsabilidad mía, aunque la estrategia la trabajamos juntos.


P: ¿Cuál es tu plato favorito de la carta?

Q: La lasaña, ¡sabrosísima!

M: Las croquetas de ceps, ¡apetecen a todas horas!


P: ¿Cuál es el plato favorito de los clientes?

M: Nuestros platos más vendidos son: bravas, croquetas, canelones y el postre de chocolate.


P: ¿Cómo se gestionan los excesos de comida en los restaurantes?

Q: Tenemos que reconocer que mantener el restaurante abierto durante todo el día hace que no almacenemos grandes cantidades de comida, ya que nuestra cocina mantiene un goteo constante de comandas.

M: De hecho, hay platos que se acaban y ya no los podemos ofrecer hasta el día siguiente. Realmente, nuestra carta está muy estudiada y todos los platos tienen salida, por lo que, afortunadamente, no tenemos problemas en este sentido.


P: ¿Qué has aprendido de la pandemia?

Q: Que, donde hay un problema, hay una oportunidad. La pandemia nos ha obligado a ser mucho más eficaces con los recursos de la empresa. Hemos tenido que agudizar el ingenio más que nunca.

M: Yo diría que la pandemia nos ha obligado a todos a redefinirnos de una manera casi inmediata, reduciendo totalmente los tiempos de análisis, y nos ha exigido una capacidad de adaptación brutal ante los nuevos escenarios que se nos planteaban casi a diario.


P: ¿A qué te dedicabas previamente?

Q: Estudié Derecho pero siempre me he dedicado al Real State.

M: Hace 16 años que dejé el mundo de la Publicidad para dedicarme a la restauración.


P: Si volvieras a nacer, ¿a qué te dedicarías?

Q: Estudiaría lo mismo pero lo enfocaría a proyectos de cooperación.

M: Seguramente yo haría algo artístico, creativo.


P: ¿Cómo te tomas las críticas?

Q: Las críticas constructivas ayudan y aprendemos mucho de ellas. En cambio, es tremendamente injusto recibir críticas sin fundamento.

M: Ningún negocio se merece que el cliente no dé opción in situ y que luego se dedique a criticar en las redes, cuando ya no hay posibilidad de reacción.


P: ¿Qué dirías que es lo más importante para que funcione el negocio?

Q: Mantener la calidad del producto, ofreciendo siempre los mismos estándares en tus platos.

M: Mantener a los líderes de sala y cocina motivados, formarlos constantemente y ofrecerles herramientas que faciliten su labor.


P: ¿Dónde podemos encontrarte cuando no estás trabajando?

Q: Seguramente, en la bici.

M: Pues probando restaurantes nuevos, viajando o haciendo deporte.


P: ¿Qué te gustaría hacer cuando te jubiles?

Q: No pienso en jubilarme. Mi sueño es vivir tranquilo, teniendo este proyecto consolidado. Pero moriré con las botas puestas, al pie del cañón.

M: Vivir a caballo entre dos mundos: sin desligarme de la vida en Barcelona. Es decir, seguramente con un pie aquí y otro en el sureste asiático, aunque conociéndome seguramente acabe montando algo allí y ya estaremos liados otra vez.






Pötstot es un nuevo restaurante cerca de la Sagrada Familia con una carta 100% vegana, sin gluten y sin lactosa. Cuenta con terraza con vistas al templo y comedor interior. En su carta ofrece platos para picar, entrantes, platos principales y arroces, sin olvidarse de deliciosos postres. Sus platos están disponibles para llevar y degustar en cualquier sitio y, por supuesto, todo su packaging es respetuoso con el medio ambiente, evitando plásticos de un solo uso. www.potstot.com


33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo